Fantasy Zone

13/12/2010 at 10:00 Deja un comentario

Hace mucho tiempo, en un lejano espacio, existía una zona fantástica donde un valeroso héroe llamado Opa-Opa (el jugador) luchó por una causa valiente para rescatar “Fantasy Zone” de sus enemigos.

El “cute ‘em up” de SEGA: de cómo hacer los shoot ‘em up bonitos.

Dar más explicaciones de lo que voy a hablar es totalmente innecesario. Opa-Opa es de sobra conocido por todos -el que no lo conozca merece la muerte-. Juegos de la época similares a este, pues muchos. Las navecitas estaban de moda por la época de los ochenta, pero ninguno tenía el carisma de este. En muy poco tiempo, Fantasy Zone, adquirió inmensa popularidad gracias al buen hacer de SEGA en las recreativas y en su consola doméstica, Master System. Estamos en 1986, no lo olvidemos, lectores.

El título de la compañía del erizo azul (que por entonces su mascota podría ser Alex Kidd) nos pone a los mandos intergalácticos de Opa-Opa. Con una forma de jugar tan completa y única, como sencilla. Los botones direccionales nos permiten movernos por la pantalla y dos botones complementarios: uno para disparar todo tipo de armas y un segundo botón con el que activaremos las bombas de la nave, que pueden ser de varios tipos, por cierto. Jugabilidad a pie de calle, sin mayores artificios de los que pretende y a gusto de todos los consumidores. Lo complicado del título va a ser eliminar nuestros enemigos así como a los enemigos finales, que dicho de otra manera y valga la redundancia, resultan más difíciles de eliminar que cualquier enemigo normal. Pero ahí estamos nosotros, para investigar los trucos del juego y saber las mañas para terminarlo cuanto antes.

Y ahora es cuando entro en detalles. Opa-Opa, señores, es una nave espacial con alas y con patas. Habéis leído bien, sí. Pero no sólo eso, que va. Además, puede elegir un amplio arsenal y las propiedades del mismo a la par que surcar el espacio con gran agilidad. SEGA, para ayudar (que no todo iba a ser malo), pone a nuestra disposición una tienda de objetos y partes de la nave que podemos ir mejorando con las monedas que vamos consiguiendo a lo largo de las fases. Allí podemos encontrar disparos láser, armamento de amplio espectro que provoca mayor daño a nuestros contrincantes haciendo un total de tres tipos (laser beam, wide beam y 7 way shot) que estarán limitados por el tiempo o el número de disparos -dependiendo de la versión del juego-, y varias muestras de bombas (la mítica heavy bomb, fire bombs, smart bombs y las twin bombs). Otras piezas de la nave, no menos importantes, van a ser las que permiten aumentar las características de la misma con piezas que renuevan las alas (big wings) y el motor (como por ejemplo el jet engine, turbo engine y rocket engine) haciéndola mucho más rápida y ligera. Los más espabilados (“astutos”, “pícaros” para la gente de la LOGSE) pueden comprar una vida extra, que seguro que les hará falta debido a la dificultad del juego. Según lo que hayas comprado, podrás elegir una u otra optativa al salir de la tienda. En definitiva, y a pesar de ser un género de videojuegos donde han dominado los power-ups, SEGA en 1986, ya quiso innovar comprando objetos. Labor que es elogiable. Una lástima, por otro lado, que las secuelas de este juego no estuvieran, ni mucho menos, a la altura de las circunstancias.

Su estilo visual cute (con el que se creó una etiqueta específica llamada “cute ‘em up” para todos los juegos similares como Twinbee de 1985) fue uno de los hechos que diferenciaron el juego de SEGA respecto a los demás de su categoría. Todos los “colores pasteles” modelados en 2D con maestría para escenarios, enemigos, jefes finales y las animaciones que en todo momento lo hacían estar entre los títulos más grandes de Master System y recreativas, donde sin embargo, veíamos grandes títulos en cuestión de gráficos como Gradius (Konami, 1985) o R-Type (Irem, 1987). Este aspecto fue mejorado en las diferentes versiones del juego, donde se añadía varios scrolls parallax, más colores en pantalla así como una tienda remodelada y fondos detallados.

A pesar de estar hablando de un videojuego de 1986 y teniendo en cuenta las deficiencias sonoras que existían en las plataformas existentes -bien sean en recreativas o en consolas domésticas y ordenadores personales-, si hay algo que Fantasy Zone contempla, son melodías que al instante se te quedan grabadas en la cabeza y que, con jugar cinco minutos, las recuerdas durante toda tu vida. Los sonidos, por otro lado, son pocos pero acertados en su mayoría. El trabajo de Hiroshi Kawaguchi referente al sonido y la composición de los temas es bastante notable, con una calidad precedida por sus gráficos y su jugabilidad.

Para cerrar el artículo y como apuntaba al principio, su carisma y popularidad, su simple forma de jugar y ser un juego atractivo visualmente, nos hace pensar que Fantasy Zone derrocha una calidad sobresaliente de principio a fin. Si bien es cierto que es un juego complicado, lo que no vamos a negar es que a todos los jugones que crecieron en los años ochenta marcó un antes y un después siendo uno de los títulos imprescindibles a lo largo de la historia de los videojuegos. De esos tantos must have que SEGA ha desarrollado en todo su periplo videojueguil y que últimamente parece haber perdido la magia para crearlos.

MINI-FICHA TÉCNICA:
– Juego: Fantasy Zone
– Género: Shmup
– Plataforma: Recreativa, SEGA Master System, MSX, NES (1987), NEC PC Engine (1988), X68000 (1989), SEGA Saturn (en un recopilatorio, 1997), teléfonos móviles (2002), PlayStation 2 (en un recopilatorio, 2003)
– Año: 1986
– Desarrollado por: SEGA

NO MOLA:
– Que es un poquito así como… chungele, sin modo para tontitos.
– Las secuelas. Porque más malas y revientan.
– Que si no juegas en una Master System, pierde encanto.
– Si SEGA no sigue haciendo cosas HAMOROSAS como estas.

MOLA:
– Opa-Opa: ¡Es una nave con patas, joder!
– La jugabilidad, simple y llananente. Perfecta.
– La tienda; con objetos de todo tipo así como un armamento completo.
– Porque se merece estar en un altar (o dos).

NOTA: 1+4+3+1

HIGH SCORE (Z-SCORE)

.autor | mischievous_boy

Anuncios

Entry filed under: HIGH SCORE, Z-SCORE. Tags: , .

Dificultades de los guiones en los videojuegos El negocio negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


¡Encuestazo!

Categorías

2P WINS! retro-editors:

Creative Commons

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


A %d blogueros les gusta esto: