Videojuegos patrocinados

Cuando te preguntas como está la publicidad relacionada con el mundo de los videojuegos, no sabrías decir si esa relación es amplia o no. Mediante un estudio que he hecho en un artículo, te diré si es importante o no. Ahí va.

La estrecha relación de los videojuegos con el marketing y las diferentes formas de publicidad ha hecho que en más de una ocasión tengamos la oportunidad de jugar títulos patrocinados por marcas comerciales de magnates empresariales internacionales de todos los continentes. Muchos son los casos de este tipo de videojuegos, como no podría ser de otra manera. No creas que esta estrategia promocional es nueva, ni mucho menos. Desde principio de los años ochenta se ha utilizado en diferentes géneros de videojuegos. Echa un vistazo, y tendrás ocasión de conocer algunos de los videojuegos patrocinados.

Introducción

A continuación, se citan algunos ejemplos de videojuegos creados con un fin publicitario. ¡Ojo! No hay que confundir los “juegos patrocinados” con los juegos promocionales o advergames, que es otra cosa ligeramente diferente. Los juegos patrocinados de los que se hablarán son aquellos que diferentes empresas venden incrustando su marca corporativa o alguno de sus pilares identificativos como eje principal del juego. Normalmente el protagonista puede ser una mascota de la firma (el caso de Cool Spot) o de otro modo, se usan productos de la marca con el fin de rellenar el escenario del videojuego así como insertar el logotipo propiamente (como puede ser el juego Zool y su secuela). Por el contrario, los juegos promocionales –advergaming– generalmente no se comercializan (en ocasiones sí), sino que se obsequia con ellos ya que son obras con una producción más limitada o sencilla.

7 UP

La popular bebida de lima y limón desarrollada por Dr. Pepper Snapple Group y distribuida por la compañía Pepsi en todo el mundo puso toda la carne al asador con un gran número de títulos cuya intención era la de conseguir una magnífica campaña de marketing haciendo notable el prestigioso nombre de la empresa y la popularidad de la marca. De hecho, en la gran mayoría de los videojuegos se utilizó como personaje principal la mascota de finales de los ochenta de 7UP, Cool Spot. Que no es ni más ni menos que el punto rojo del logotipo que aparece en cada uno de los refrescos. Su primera aparición fue con Spot: The Video Game en 1990 para varias plataformas del mercado. Más tarde, en el año 1993 y gozando de gran popularidad, tuvimos en placer de disfrutar uno de los plataformas más simpáticos de las consolas de 16 bits, Cool Spot. Aunque no fue la única versión del “punto rojo” que llegó a nuestras consolas domésticas, puesto que Spot: The Cool Adventure fue otra adaptación para Game Boy en 1993. Spot Goes To Hollywood, lanzado y comercializado a partir de 1995, es la secuela del mítico Cool Spot que únicamente disfrutaron los usuario de Mega-Drive. La fama de Cool Spot original se hizo patante también en las consolas de 32 bits con dos adaptaciones posteriores para SEGA Saturn y PlayStation en 1996 y 1997 respectivamente.

Por otro lado, hay que decir que Cool Spot no ha sido la única mascota famosa de 7UP, ya que Fido Dido, muy de moda a inicios de los noventa, protagonizó en el año 1993 un plataforma de 16 bits con nombre homónimo –Fido Dido– en la consola de SEGA (Mega-Drive). El conocido dibujo animado creado por Joanna Ferrone y Sue Rose gozó de menos admiración que su compañero en el ámbito de los videojuegos. Serán las gafas de sol, que te hacen ser más cool.

Smiths (Walkers)

Una de las empresas quizás menos conocidas es la marca Smiths -adquirida por Walkers en 1997-, creadora de los famosos Quavers británicos, un aperitivo (tentempié de picoteo) hecho a base de patata frita. La mascota de este producto es Colin Curly y fue tan famoso en Reino Unido que se llevaron a cabo dos videojuegos publicados por Ocean Software: Pushover (1992) y su segunda parte One Step Beyond (1993). Estos juegos fueron desarrollados en plataformas de 8 y 16 bits.

Burger King

Corría el año 2006 cuando Burger King sacaba a su particular rey de forma exclusiva para Xbox y Xbox 360 con tres títulos programados y diseñados por Bliz Games. Big Pumpin’ llegó como un juego de conducción de karts similar al gran Mario Kart (1992) con posibilidad de elegir a célebres figuras de la marca. Al igual que en el primer título, en PocketBike Racer hacíamos lo propio con motocicletas y motociclistas personalizables. Para ambos juegos de conducción se contó con la presencia de Brooke Burke, la afamada actriz y modelo estadounidense que se mostró en la portada del segundo juego. Por último, tenemos Sneak King un videojuego de sigilo -cuya jugabilidad es similar a la de Metal Gear Solid o Manhunt– con el objetivo de dar de comer a las personas hambrientas del lugar.

McDonald’s

La gran multinacional de hamburguesas por excelencia (con permiso de Burger King) dio el primer salto a los videojuegos en territorio japonés durante el año 1988, usando a su payaso, Ronald McDonald, en el videojuego Donald Land para la consola de sobremesa de Nintendo, NES (Famicom). Cuatro años después, McDonald’s distribuyó de la mano de Virgin Interactive dos juegos más: el plataformas conocido como Mick and Mack: Global Gladiators con un gran acabado técnico y lanzado en todas las consolas de SEGA de la fecha y Amiga; el otro es M.C. Kids, que lo pudimos disfrutar en múltiples plataformas. En 1993, la firma de hamburguesas norteamericana volvió a la carga con McDonald’s Treasure Land Adventure, otro juego protagonizado por el famoso bufón de la marca publicado para Mega-Drive en todo el mundo.

Wimpy

La cadena de restaurantes británica Wimpy, fundada en 1954, fue otra de las primeras grandes empresas en poner un videojuego al mercado como maniobra promocional. Concretamente, en 1984 usaron a su mascota, Mr. Wimpy, un simpático inglés que va recogiendo ingredientes para hacer sus hamburguesas que dio su mismo nombre al videojuego. Ocean Software se hizo con la licencia para publicar el título de la marca Wimpy que apareció para distintas plataformas, entre ellas: ZX Spectrum, Oric 1, Oric Atmos, Commodore 64 y BBC Micro.

Domino’s Pizza

Sumada también a la moda de finales de los ochenta para promover productos, el personaje publicitario de Domino’s Pizza, conocido como Noid, hizo su primordial papel en dos juegos. Era el año 1989 cuando se dio por finalizado el desarrollo para Commodore 64 y PC de Avoid The Noid. Al año siguiente, Capcom se encargaría de publicar exclusivamente para NES Yo! Noid en tierras estadounidenses y niponas.

Mars (M&M’s)

Ese icono popular como son los famosísimos M&M’s se subieron a esta forma de ocio virtual con diferentes aportaciones al sector. También hemos podido verlos como fruto de miles de referencias al gran M&M’s World (megatienda de la firma en Las Vegas) en numerosos títulos y la propia empresa propietaria -Mars-, ha licenciado, hasta la fecha, cinco videojuegos. El primero en llegar fue M&M’s: The Lost Formulas, un plataforma en 3D del estilo de Crash Bandicoot (1996) lanzado en PC y Mac OS, junto a M&M’s: Minis Madness que es un simil a los plataformas de finales de los ochenta y principio de los noventa para Game Boy Color; ambos datan del año 2000. Más tarde en 2001, llegaría M&M’s: Shell Shocked para PlayStation con grandes semejanzas al juego de ordenadores. En la última consola de sobremesa de Nintendo (Wii) se han comercializado dos títulos: el juego de conducción M&M’s Kart Racing (que tiene su versión en Nintendo DS también) fechado en 2008 y el deportivo M&M’s Beach Party de 2009.

Nestlé (Smarties)

Las populares pastillitas de chocolate y azúcar (similares a los M&M’s o Lacasitos) de la multinacional Nestlé también han querido saborear el mundo de los videojuegos. Con Smarties: Meltdown nos ponemos en la piel -de chocolate- de un Smartie al cual tendremos que ayudar a conseguir su objetivo: derrotar al malvado Dr. Soursweet para que no se haga con la fábrica de Smarties. El juego es exclusivo de PlayStation 2 y se lanzó durante el año 2006.

Doritos (Concurso “Unlock Xbox”)

Con el fin de incentivar el desarrollo de juegos independientes, Doritos organiza un certamen para desarrolladores amateur llamado “Unlock Xbox”. El ganador de este concurso patrocinado por la marca de Frito-Lay, tiene la oportunidad de lanzar su juego a través del servicio Xbox Live Arcade de XBox 360. Este es el caso de Dash of Destruction, el videojuego que resultó ganador en la primera edición del 2008. Dos años después, y como finalistas de la competición, se publicaron Crash Course y Harms Way.

Coca-Cola

Resulta realmente curioso que mientras que Pepsi (con 7 UP principalmente, de la que es distribuidora) apostaba ciegamente en este modo de divulgación de sus marcas y productos y por el contrario, su competidora directa, Coca-Cola, de la que sólo tenemos información de un juego lanzado en Japón en agosto de 1994 para la portátil de SEGA (Game Gear). Estamos hablando de Coca-Cola Kid, un título que muestra la mascota japonesa de la empresa a principios de los noventa, un chico en monopatín y una una forma de jugar similar a Sonic the Hedgehog. El producto estrella de la empresa (el refresco) es lo que permite al joven protagonista recuperar sus puntos de vida. A pesar de la corta relación entre Coca-Cola y los videojuegos, tenemos un detalle curioso para el artículo y es que SEGA vendió este videojuego junto a una edición especial de Game Gear de color rojo donde aparece el logotipo de la empresa de refrescos apostando por una fuerte promoción en todo el territorio nipón.

Otra curiosidad respecto a la empresa nos sitúan en 1983, cuando Coca-Cola lanzó un hack oficial de Space Invaders (1978) para Atari 2600, al que nombró curiosamente Pepsi Invaders, justo con la finalidad de desprestigiar a la competencia.

Pepsi

Debido a la fuerte presión que ejerció Coca-Cola sobre Pepsi en el territorio japonés hizo que esta última apostara por una valiente campaña de publicidad dentro del mundo de los videojuegos. Consecuencia de esto nació el personaje de Pepsiman, que fue incluído en el plantel de luchadores de la versión para SEGA Saturn del juego de SEGA AM2, Fighting Vipers (1995). Por otra parte, decididos a seguir con esta forma de promoción, en 1999 se lanzó al mercado de PlayStation un juego titulado Pepsiman, donde el atlético personaje recorre numerosas áreas en busca de las latas de Pepsi.

Cheetos

Otra mascota de productos alimenticios que ha estado presente en los videojuegos es el conocidísimo Chester Cheetah, el peculiar tigre de la marca americana Cheetos. Desde la sede principal en Estados Unidos, los agentes comerciales y de marketing encargados de Chester Cheetah, trasladaron a los videojuegos el amuleto de la empresa en dos ocasiones. La primera vez que apareció el personaje ficticio fue en 1992 para el juego desarrollado por Kaneko, Chester Cheetah: Too Cool to Fool. Un año después vio la luz Chester Cheetah: Wild Wild Quest, la secuela del anterior título. Estos dos juegos fueron producidos para Mega-Drive y Super NES.

Chupa Chups

Diseñado originalmente para Amiga y aparecido a la venta en 1992, el videojuego Zool, un plataforma desarrollado por la extinta Gremlin Graphics (Gremlin Interactive), pretendía ser, nada más y nada menos, el rival directo de Sonic the Hedgehog (1991). Aunque las ventas se pusieron a favor de la mascota de SEGA eso no impidió desarrollar una secuela para el juego, Zool 2. Ambos videojuegos, contaron con la publicidad de Chupa Chups, la multinacional de origen español (adquirida por la firma italiana Perfetti Van Melle en 2006) exportadora de caramelos con palos (es decir, un “chupa chups“), de la cual podemos ver gran número de sus productos por todo lo largo y ancho de “Candyland”, el mundo que recorre Zool, el ninja de la novena dimensión. Por otra parte, la crítica especializada puntuó los dos títulos con valoraciones muy óptimas.

Peperami (Unilever)

Uno de los productos alimenticios más vendidos de la multinacional Unilever, sus salchichas de cerdo marca Peperami quisieron aparecer, mediante su mascota, en la obra diseñada por Ocean Software: Animal. En él, controlamos a Peperami, una salchicha (obviamente) encargada de salvar al científico Pepereinstein. Este juego de aventuras se puso a la venta en 1996 para la plataforma de ordenadores personales con los sistemas operativos de Microsoft.

Curiosidades acerca del tema

  • Según un estudio realizado por la firma Nielsen y la empresa IGA Worldwide sobre la publicidad in-game asegura que el 82% de los jugadores disfrutan de la misma manera juegos con o sin publicidad.
  • Se puede considerar 1983 como el año en el que se empezaron a publicar juegos patrocinados, aparte del hack de Coca-Cola, se lanzaron al mercado Kool-Aid Man (de la marca Kool-Aid) y Chase the Chuck Wagon (con el patrocinio de Purina). Los anteriores títulos se programaron para Atari 2600.
  • La empresa con sede central en Finlandia, Tikkurila (hoy en día Kemira), licenció el videojuego Painterboy (1986) para Commodore 64 que sirvió para promocionar sus productos: pinturas decorativas. El videojuego está basado en varios anuncios televisivos emitidos en la década de los ochenta.
  • La famosa mascota de la cadena japonesa de televisión NHK, Domo-kun, ha protagonizado un videojuego para Game Boy Advance: Domo-Kun no Fushigi Terebi (2002). De esta misma manera, en el servicio DSi Ware japonés podemos comprar otros cinco juegos de este simpático personaje: Crash-Course Domo, Hard-Hat Domo, Rock-n-Roll Domo, Pro-Putt Domo y White-Water Domo.
  • Existe una versión alternativa de Super Mario Bros. (1985) con gráficos del programa de radio japonés “All Night Nippon”. En el juego titulado All Night Nippon Super Mario Bros. se muestran algunos DJs de la radio y artistas famosos de la música propia de la nación así como algunos de los niveles del juego original mezclados con los de Super Mario Bros.: The Lost Levels (1986).
  • El videojuego que en occidente conocemos como Super Mario Bros. 2 (1988), en Japón es Yume Kōjō: Doki Doki Panic, un juego para Famicom publicado por Nintendo y licenciado por Fuji Television con el fin de promocionar el festival “Yume Kōjō ’87”.
  • El fabricante de coches Ford diseñó seis juegos mostrando algunos de sus modelos más relevantes: Ford Racing (2001), Ford Racing 2 (2003), Ford Racing 3 (2004), Ford Racing DS (2005), Ford Street Racing (2006) y Ford Racing: Off Road (2008).
  • La empresa de telecomunicaciones japonesa, NTT DoCoMo, licenció el videojuego BOING! Docomodake DS con su mascota como estrella fundamental, Docomodake. El título apareció por primera vez en el país del sol naciente en 2007 y dos años después en el resto del mundo para la plataforma portátil de dos pantallas de la gran N.
  • La compañía analista Price Waterhouse Coopers augura que para el año 2012 los ingresos de la publicidad en los videojuegos ascienda hasta la cifra de 2.300 millones de dólares en Estados Unidos de América.

Conclusión

Como hemos podido comprobar con todos los títulos anteriores, los videojuegos patrocinados junto a los advergames propiamente dichos han supuesto gran reclamo para la venta de los mismos. En algunos casos, la dudable calidad de los juegos hace que al público más “experto” no atraíga este tipo de apuestas de marketing aunque, contrariamente a esto, hay otros que han pasado a ser videojuegos míticos ya que no pasaron desapercibidos entre los usuarios. La prueba de esto se refleja en títulos como Cool Spot, Mick & Mack: Global Defenders o Zool que llegaron a nuestros hogares sin dudar de su distinguida importancia en el entretenimiento virtual.

En cada uno está el valorar si las obras de estas características tienen calidad suficiente para ser jugados o no. Lo que no vamos a dudar es que si se desarrollan es porque generan expectativas así como un reembolso económico más que suficiente para las empresas desarrolladoras y editoras del sector. En muchos de los casos, llegándose a crear varias secuelas del original lo que hace que gane más importancia dentro del mercado.

Dicho todo lo anterior, es fundamental hacer preguntas al lector: ¿Has tenido ocasión de probar algunos de estos títulos? ¿Son juegos pésimos o notables? ¿Pagarías a pesar de saber que es un videojuego patrocinado por una gran empresa? ¿Crees que este tipo de títutlos tienen el carisma suficiente para presentarse en el mercado? ¿Son los videojuegos un terreno rentable para la publicidad? Son dudas, que me vienen de repente y que no sé contestar por mi sólo.

.autor | mischievous_boy

19/01/2011 at 09:00 1 comentario

Balance del 2010

Como mejor tarde que nunca, he vuelto a caer por estos lares de internet para retomar el blog de aquella manera. Así que, y según lo visto, parece ser que la peña de WordPress.com se molestan en analizar de forma automática todo lo que he hecho en el blog durante el 2010. Como ya sabréis los usuarios de este sistema de blogs te presentan sus análisis de forma bonita y estructurada. Según esto, la salud del blog es:

Healthy blog!

Números crujientes

Este blog fue visto cerca de 17,000 veces en 2010. Esto son visitas por páginas vistas, lo que hace una media de casi 90 visitas por día. Evidentemente hay días que hay más y otros que no entra ni el Tato, por supuesto.

En 2010, entre Eri_chan y yo escribimos unos 251 nuevas entradas: esto ya no sucederá ningún año más, lo aseguro.

Según estos informes, la entrada más solicitada ha sido: “shoto, shotokan“. Se debe a que esa entrada la puse enlazada en el artículo “10 artículos que leerás en 2020“, que se corrió como la pólvora por todo internet.

¿De dónde vienen?

La gran mayoría de la peña llegó al blog desde pixfans.com, meneame.net, google.es, Google Reader y tuenti.com. Esto tampoco me extraña mucho, la verdad.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por chuck norris pikachu, blizzcon 2010, 2pwins, demotivator y pikachu chuck norris. Vaya chorrada tan sumamente enorme.

Lugares de interés en 2010

Parece ser que lo que más le gusta a le peña de todo lo visto en el blog son los siguientes artículos. Aunque yo no esté muy de acuerdo, esa es la cruda realidad, oye.

1

shoto, shotokan julio, 2010
2 comentários

2

TOP 10: Reflexiones sobre Street Fighter junio, 2010
8 comentários

3

Hechos sobre Chuck Norris y los videojuegos octubre, 2010
4 comentários

4

Entrevista al dueño de una tienda de videojuegos septiembre, 2010
6 comentários

5

Cómo hacer análisis (para prensa “profesional”) diciembre, 2010

Por cierto, me alegro de volver con ustedes, señores. Pronto más y peor.

.autor | mischievous_boy

18/01/2011 at 12:00 Deja un comentario

Video Game Wars

.link | Richard Lemarchand (FlickR.com)
.autor | mischievous_boy

24/12/2010 at 18:00 2 comentarios

The King of Kong – A Fistful of Quarters

Este es uno de esos tantos artículos compartidos entre Pixfans y 2P WINS! por tratar de una temática que interesan en los dos blogs. Se trata de un reportaje sobre el documental The King of Kong – A Fistful of Quarters. Si no lo habéis leído en el otro blog, también tenéis la oportunidad de leerlo aquí. Buen provecho.

Después de que hayan pasado más de 25 años desde el lanzamiento del mágico e inigualable Donkey Kong (1981) con Shigeru Miyamoto al frente, todavía son muchas las personas que quieren coronarse como el mejor jugador del videojuego. En 2007, se lanzó un documental sobre el movimiento acerca de las recreativas de los años setenta y ochenta, y si crees que eres un jugón empedernido, no deberías dejar pasar la oportunidad de ver The King of Kong – A Fistful of Quarters.

Sinopsis

La película narra la rivalidad entre Billy Mitchell, un empresario propietario de un restaurante (Rickie’s), y su adversario Steve Wiebe, un profesor de algebra en una escuela Washington. Durante casi los 80 minutos que dura la cinta, tendrá lugar esta batalla por alzarse con el récord mundial en uno de los videojuegos más importantes de todos los tiempos: Donkey Kong. ¿Quién conseguirá el ansiado honor?

Los entresijos del documental

A base de entrevistas y vídeos caseros, y desde su particular punto de vista, Gordon (director de la película) trata de explicarnos la batalla entre Billy y Steve, dos personajes de lo más dispares. Una batalla intensa y larga a partes iguales donde el principal objetivo es hacerse con la mayor puntuación a nivel mundial en la obra maestra de Nintendo y entrar en el Libro de Récord Guiness. Resulta realmente curioso que a pesar de ser un documental, que pretende dar una representación fidedigna de la realidad, salgan a flote sentimientos tan encontrados como el odio, el afán de superación, las ganas de luchar o la envidia.

El filme está pensado para ser entendido por todo el mundo, incluso aquellos que son profanos en la materia. En la primera parte nos encontramos con un Billy Mitchell ganador, poderoso, incluso malvado y que puede mirar por encima del hombro a cualquier jugador arcade de La Tierra. Ya en 1982 estaba cubierto de honores y premios, reconocido en todo el mundo.

En segundo lugar, tenemos a Steve Wiebe, un profesor de escuela sencillo, cuyo único fin es superarse a sí mismo. Hecho que le costará caro, puesto que se encontrará con múltiples obstáculos que le impiden ser el número uno de Donkey Kong, ya que siempre pasará por estar a la sombra de su contrincante, Billy. Precisamente, el magnate del restaurante de salsas será la primera de sus complicaciones con una puntuación increíble así como el uso de tretas para seguir invicto en el juego del famoso primate; el encontronazo con Mr. Awesome y los miembros de Twin Galaxies (una organización que se encarga de recoger récords de videojuegos) también impedirán cumplir el sueño tan anhelado por el profesor. A pesar de ello, su única meta es luchar hasta que pueda conseguir lo que se ha propuesto.

Hay cantidad de escenas que hacen único este documental: Wiebe estudiando (literalmente) cada una de las pantallas escribiendo notas sobre la pantalla de la recreativa, la colección de cintas de vídeo que tiene que supervisar uno de el juez de Twin Galaxies (Robert Mruczek), el anuncio de la “killer-screen“ que hace morir a Mario aleatoriamente, los momentos de Steve con su familia, las canciones del fundador de Twin Galaxies (Walter Day)… Y especialmente los últimos veinte minutos del título que tras todo el periplo, hace que no nos despeguemos ni un solo segundo del sitio hasta que veamos quién es el vencedor.

La película finaliza con la victoria del entrañable profesor sobre Mitchell, el veintiséis de junio de 2007. Ante esta situación, más tarde, coincidiendo con el aniversario del primer récord y con motivo del lanzamiento del documental, Billy volvió a batir de nuevo el récord mundial de Donkey Kong logrando la cantidad no menos alarmante de 1.050.200 puntos ante jueces y público deseoso de contemplar el momento. Aunque hace poco, concretamente el veinte de septiembre de 2010, Wiebe volvió a recuperar su trono poniendo una marca de 1.064.500 puntos. Esta nueva hazaña fue certificada por los jueces de Twin Galaxies gracias al DVD que grabó la partida de Steve en el sótano de su casa el treinta de agosto de 2010. Me consta, que el patriótico propietario de Rickie’s tendrá que decir algo al respecto y de nuevo nos traerá una puntuación mayor, tendremos que estar alertas.

Ficha técnica

  • Película: The King of Kong – A Fistful of Quarters
  • Género: Documental
  • Duración: 80 minutos aproximadamente
  • Año: 2007
  • Director: Seth Gordon
  • Reparto: Billy Mitchell, Steve Wiebe, Walter Day, Robert Mruczek, Brian Kuh, Steve Sanders, Roy Shildt, Todd Rogers, Doris Self…
  • Distribuidora: Picturehouse
  • Productora: New Line Cinema
  • Lenguaje: Inglés
  • Curiosidades

  • La nota media del documental The King of Kong – A Fistful of Quarters en IMDb es de 8,2 sobre 10 puntos posibles.
  • Tanto Mitchell y Wiebe tienen su propio cromo en la colección de TOPPS Allen & Ginter, siendo los únicos jugadores de videojuegos en el mundo.
  • El récord máximo del hijo de Steve Wiebe (Derek Wiebe) en Donkey Kong es de 78.600 puntos.
  • En 2006, la cadena americana MTV nombró a Billy Mitchell como uno de los “The 10 Most Influential Video Gamers Of All Time“.
  • Steve Wiebe apareció en la película Four Christmases (2008) como Jim y prestando voz a su propio personaje en la serie Code Monkeys (2007) en el episodio “The Great Recession“.
  • Retro Studios ha rendido homenaje a Billy Mitchell en el videojuego Donkey Kong Country Returns (2010) para Wii: en el nivel 3-2 podemos ver una alusión a la corbata con la bandera de Estados Unidos que siempre lleva el mejor jugador arcade de todos los tiempos.
  • Seth Gordon “manipuló” algunas de las entrevistas con el fin de conseguir un guión más dramático que el de un documental audiovisual.
  • Billy Mitchell fue proclamando “Video Game Player of the Century” en el Tokyo Game Show del año 1999 durante la presentación de Namco.
  • Doris Self, la anciana que juega al videojuego Q*Bert (1982) consiguió un Guinness World Records como “oldest competitive female gamer“. El documental está dedicado en su memoria, murió en 2006 a sus 81 años.
  • Wiebe es un músico talentoso. De hecho, en 2009, grabó su propio disco de música cristiana contemporánea llamado “The King of Song“.
  • Entre otros títulos, Billy Mitchell ostenta el título de “la partida perfecta” en el videojuego Pac-Man (1980) con una puntuación de 3.333.360 puntos.
  • A pesar de lo que relata el reportaje gráfico, Billy y Steve se conocieron antes del campeonato en FunSpot.
  • Opinión personal

    Como jugador habitual que soy y gran aficionado al séptimo arte, debo decir que The King of Kong – A Fistful of Quarters es un documental digno de elogiar, tanto si te gustan los videojuegos como si es el caso contrario. Los motivos son claros y evidentes: si eres jugador disfrutarás de la cinta tanto, que te entraran ganas de jugar a Donkey Kong o cualquier otro videojuego para pelear por tu propio récord personal; si eres amante del cine, no deja de ser una película magnífica donde los valores de superación como persona y las miserias de cualquier competición están reflejados hasta el más mínimo detalle.

    En plena forma sigue el clásico de la gran N, que junto al desarrollo del filme y tal vez, las situaciones creadas por el momento, dan magia, realismo y dinámica más que notable a lo que Seth Gordon trata de transmitirnos desde el primer momento. The King of Kong – A Fistful of Quarters -junto a otros documentales como Blip Festival: Reformat the Planet (2008) y Second Skin (2009)- es un film de culto que mantiene viva esta afición por la que estamos unidos, para bien o para mal.

    Enlaces de interés

    Si quieres seguir indagando, a continuación pongo diferentes enlaces que pueden atraer especialmente tu atención. Puedes ver las web oficiales, los numerosos perfiles de la película y las respectivas entradas en Wikipedia así como las proezas de cada uno de los protagonistas.

  • The King Of Kong – A Fistful of Quarters (web oficial, inglés)
  • Ficha en IMDb: The King Of Kong – A Fistful of Quarters (inglés)
  • Ficha en FilmAfinnitty: The King Of Kong – A Fistful of Quarters (inglés)
  • Entrada en Wikipedia: The King of Kong – A Fistful of Quarters (inglés)
  • Entrada en Wikipedia: Billy Mitchell (inglés)
  • Entrada en Wikipedia: Steve Wiebe (inglés)
  • Steve Wiebe (web oficial, inglés)
  • Billy Mitchell: High Score Gamer (Viruete.com)
  • Twin Galaxies (inglés)
  •  

    .autor | mischievous_boy

    23/12/2010 at 09:00 Deja un comentario

    Wiebe, Steve

    Wiebe, Steve.
    (1969 , Estados Unidos)

    Renombrado jugador del videojuego Donkey Kong (1981) y Donkey Kong Jr. (1982) que ha batido varios récords en ambos juegos. Desde septiembre de 2010, ostenta el mayor récord registrado en Donkey Kong con 1.064.500 puntos. En el documental The King of Kong: A Fistful of Quarters (2007) aparece la rivalidad del jugador frente a su gran competidor, Billy Mitchell.

    Aparte de ser músico y profesor de escuela, tuvo su propio papel debutando de actor en la película Four Christmases (2008), apareció en diferentes programas de la televisión americana y puso su voz a su propio personaje en la serie Code Monkeys (2007). Como músico grabó un disco de música cristiana contemporánea llamado “The King of Song“.

    .autor | mischievous_boy

    22/12/2010 at 10:55 Deja un comentario

    Metronomy – Radio ladio

    Canción: Radio ladio
    Grupo: Metronomy
    Año: 2009
    Videojuego en el que aparece: NBA 2K10

    .autor | mischievous_boy

    21/12/2010 at 12:30 Deja un comentario

    Dyna Gear

    En un futuro muy lejano, la batalla entre dos comandantes de varias naves estelares enemigas ha provocado que uno de ellos, Roger, caiga en una isla repleta de dinosaurios. Al parecer, Gustaf, el comandante enemigo de Roger, ha conseguido perturbar que esos dinosaurios y provocando una mutación de su cuerpo con varios de dinosaurios. ¿Conoces Dyna Gear?

    Entre dinosaurios y tierras perdidas

    Dyna Gear se presenta como un proyecto de Sammy que vio la luz en 1993. Situarlo en un espacio temporal en el marco de los videojuegos va a hacer que tengamos que recurrir, como comenté en su día para el análisis de Three Wonders, a sus competidores directos: Mega Man (1987) o Strider (1989), Gunstar Heroes (1993) de Treasure y Top Hunter: Roddy & Cathy (1994) de SNK. Al ver estos títulos, hace que desde el principio esta obra quede a la sombra debido a la fama que precedía a sus contrincantes. ¿Es por ello Dyna Gear peor juego? Ahora lo veremos. Todo a su debido tiempo.

    Las bases de la mecánica del juego de Sammy están escritas como hicieron los títulos anteriores: lo fundamental es matar a todos los enemigos que aparecen en la pantalla, que en este caso serán dinosaurios y alienígenas variopintos. La magia de este juego reside en el número de acciones que podemos realizar con nuestro personaje, a elegir entre Roger (un humano) y el lobo, cada uno con sus características. Aparte de movernos con el joystick de ocho direcciones, también podemos saltar y disparar, por supuesto. Y conocidos estos controles, toman importancia, a lo largo del juego, otras acciones como agacharse y hacerse bola (al más puro estilo de Sonic) para rodar, escalar verticalmente o agarrarnos a las partes altas de los árboles y subir de nivel una vez y otra más con el doble salto. Parecerá una tontería todo lo que cuento, pero nada más lejos de la realidad, puesto que dependiendo de nuestro gusto por escalar o saltar, podremos elegir diferentes caminos para llegar a nuestro enemigo final de la fase. Es decir, cada uno escribe su ruta entre varias posibilidades y dependiendo si nos hacemos caso o no de las indicaciones que nos dan en determinadas zonas del juego. A lo dicho hasta ahora sumamos lo que se denomina “autoshot“, un disparo automático que va de forma involuntaria contra nuestros enemigos para ayudarnos. Eso sí, tiene su costo, si lo usamos a menudo, correremos el riesgo de no poder usarlo hasta que volvamos a hacernos con el mismo arma. El control si no perfecto, no anda muy lejos de rozar el máximo esplendor. Directo y solo con dos botones (joystick aparte), más que suficiente.

    Si la jugabilidad ya es muy buena, el juego es más completo gracias a sus posibilidades, que no se quedan atrás, desde luego. Ya de entrada contamos con dos personajes a elegir, uno que corre más (Roger) y su amigo que salta más (el lobo)… Hasta ahí, perfecto. Pero no sólo eso, para facilitar nuestra aventura hacia el malvado Gustaf contamos con ayudantes a nuestro favor para superar todos los niveles. Estos ayudantes, aparte del segundo jugador, pueden ser tu amigo el lobo y otros dinosaurios distintos. Aseguro que son de gran ayuda, creedme. Con ayudantes o no, también podemos conseguir diferentes armas para nuestro héroe, véanse espadas, hachas, flechas, mangual (o maza según se mire) y sus respectivos power ups. Con todo esto vengo a decir que las posibilidades están más que justificadas debido a la dificultad y duración del videojuego, hasta el punto de desesperar al jugador.

    El peculiar estilo visual de este título de Sammy podría asemejarse a la técnica de los cómics, tan de moda hace unos años con el nacimiento del cel-shading en los videojuegos. De hecho, podemos observar varias onomatopeyas al eliminar a algunos de nuestros enemigos. Los fondos muy cuidados así como todos los objetos aparecidos en cada nivel y sus personajes. A pesar de todas estas buenas propiedades del juego y de un notable potencial gráfico, he de decir que no es un título tan carismático como Midnight Wonderers (Three Wonders), Megaman o Strider. Será que matar dinosaurios no resulta tan divertido…

    La producción sonora de Dyna Gear no resalta especialmente sobre otros títulos a los que hayamos jugado, aunque esto no quiere decir que resulte penoso a nuestros oídos, de ninguna manera. Hace uso de gran variedad de sonidos para las distintas armas, los dinosaurios, la obtención de objetos y así como otras situaciones que se pueden dar. Música y sonidos en sintonía para no alertar al jugador, de calidad aceptable.

    La obra de Sammy nos propone vivir una aventura de la mano de Roger y su compañero de cuatro patas con el fin de entretener durante un buen rato. Si no eres sumamente exigente con los juegos arcade, cumplirá totalmente su propósito, divertirte frente a tu emulador y tu ordenador la recreativa. Si por el contrario eres uno de esos meticulosos jugadores que elige con exquisitez los títulos a los que juega, puede que Dyna Gear no esté a tu altura. Sólo por el hecho de ser un aficionado a los videojuegos ya deberías revisar el título, y luego decidir tú sobre él. Hasta aquí podemos leer.

    MINI-FICHA TÉCNICA:
    – Juego: Dyna Gear
    – Género: Acción / Plataformas
    – Plataforma: Recreativa
    – Año: 1993
    – Desarrollado por: Sammy

    NO MOLA:
    – Que es MUY complicado y largo.
    – Menos carismático que Midnight Wanderers (Three Wonders).
    – Que en su día, pasara desapercibido sin poder darle una oportunidad.
    – La emulación del MAME, es bastante regulera.

    MOLA:
    – La variedad de armas y el “autoshot“.
    – Los ayudantes, que puede ser tu colega el lobo u otros dinosaurios.
    – La importancia de las acciones secundarias: doble salto, agarrarse, escalar…
    – Poder elegir varios caminos en cada nivel.

    NOTA: 7

    1UP! (Z-SCORE)

    .autor | mischievous_boy

    20/12/2010 at 08:50 Deja un comentario

    Entradas antiguas Entradas recientes


    ¡Encuestazo!

    Categorías

    2P WINS! retro-editors:

    Creative Commons

    Creative Commons License

    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.